ENTREVISTA A LAGARDER DANCIU

Conocí a Lagarder Danciu en el verano de 2015. Colaboré con él grabando un reportaje sobre el Campamento Dignidad de Sevilla y también conseguimos interesar a Saturnino Rey del grupo de rap SFDK. Tras más de 100 días de acampada la policía desalojó a los casi 30 sintechos que pernoctaban en el Paseo Juan Carlos I de la capital hispalense intentando visibilizar el problema de las personas sin hogar. Lagarder entonces decidió seguir luchando en otras ciudades españolas y desde entonces ha conseguido mucha más repercusión mediática tras irrumpir en varios actos políticos.

Este verano coincidimos unos días en Sevilla y me estuvo actualizando sobre su viaje de estos últimos dos años.

Recientemente ha publicado su primer libro ‘’Sin techo. Caminando en un mundo que prohíbe sueños’’. Creo que es un momento oportuno para realizarle una serie de preguntas.

Buenas Lagarder. Muchas gracias por dedicar tu tiempo a responder estas preguntas. En primer lugar me gustaría enfocar la entrevista sobre tu persona para luego tratar con más profundidad el tema de las personas sin hogar:

  • Llevas más de dos años dedicándote exclusivamente a ser una voz para los sintechos en España ¿Crees que has cambiado como persona durante este viaje?

Desde Septiembre de 2015 cuando comenzamos el Campamento Dignidad de Sevilla han pasado más de dos años y cinco meses y no me podía imaginar que el viaje sería tan largo. Yo me veo en una espiral y a diario pues tengo que buscar la razón para levantarme. A nivel personal pues me siento más degradado y cuestionas a diario si tienes que seguir. Sin embargo las historias que te encuentras te dan la fuerza. Estoy contento con mi viaje de más de dos años como activista pero creo que es importante comer bien y dormir bien. Yo no veo al Lagarder del comienzo. He perdido fuerza y vitalidad. Esta degradación es la que experimentan todas las personas que viven en la calle. Como persona creo que no he cambiado pero mi estado de ánimo es como una montaña rusa. He perdido mucha fuerza pero pienso luchar contra los inmorales que comen bien, visten bien y viven bien. No voy a rendirme porque hay gente mucho más jodida que yo. A veces se me pasan por la cabeza ideas de arrepentimiento de no haber cogido el camino correcto para mi vida pero te aferras a las cosas que se han conseguido. Se ha visibilizado en los medios de comunicación el problema de las personas sin hogar. También estoy muy contento con la publicación de la segunda edición de mi libro ‘’Sin techo ‘’.

D68S9411
Campamento Dignidad en Plaza Nueva tras ser desalojados de la avenida  Juan Carlos I
  • ¿Cuál ha sido la historia de una persona sin hogar que más te ha emocionado/impresionado?

Son muchas las historias que me han impactado pero digamos que la que más me ha llegado y determinado a coger este camino es la historia de Tudora. Tudora era una sin techo de la ciudad de Sevilla que conocí antes de que yo tuviese nada que ver con la calle. Siempre me la encontraba todos los días en el portal de mi casa. Todos los días entablaba una conversación con ella que derivó en una amistad. Me impresionó su capacidad de lucha. A mí me llegó muy a fondo su historia. Ella estaba enferma ya que se alimentaba de la basura. Debido a su degradación decidió volver a su país donde falleció al par de meses. A mi aquello me afectó mucho y yo pensaba que podría haber hecho algo pero no sabía que podía hacer. Pero ella no quería ayuda y eso había que respetarlo. Fíjate que me impactó tanto que es el primer capítulo con el que empiezo el libro. Pero son muchas más las historias que he conocido. Cada una tiene un trasfondo emocional humano brutal.

tudora4

  • Barcelona es la ciudad en la que más tiempo has pasado recientemente. ¿Cuál es tu postura acerca del independentismo catalán?

Al principio cuando fui a Barcelona por primera vez pues también iba yo con mis prejuicios y también me impactó el turismo y ver a tanta gente en la calle pero poco a poco fui profundizando en su cultura y en la gente. Barcelona es la ciudad que más diversidad tiene en la personas sin hogar pero me llamó mucho la mentalidad de los jóvenes de Cataluña. Son como más abiertos a Europa y tienen más sensibilidad con las personas sin hogar. Y sobre el tema de la independencia pues empecé a informarme más. El 1 de Octubre pasé mucho tiempo hablando con ellos escuchando sus razones y comprendes un poco lo que hay detrás. Cataluña y País Vasco quieren avanzar hacia Europa mientras que España se quiere quedar en África. Cuando vi la represión del 1 de Octubre me impactó tanto que me uní un poco a su protesta. Poco a poco comprendí que no era una protesta para separarse de España sino un mensaje para que España deje de tratar con ese desprecio a Cataluña. Yo veo una Cataluña cercana a Europa, abierta y multicultural. España es el macho que está maltratando a la chica. Este es el paralelismo más cercano. A la chica le han maltratado y encima el chico quiere que se quede con él. Y la chica no quiere. Yo creo que ya no hay marcha atrás. Se ha roto esa relación y España no quiere verlo. Yo vi muy involucrado en el proceso de independencia a la gente joven de derechas y de izquierdas. Todos unidos.

  • ¿Dónde te ves dentro de 5 años? 

La verdad que no lo tengo tan claro. No voy tan lejos. Miro solo el día a día. Es lo que he aprendido en la calle. Si me hubieras hecho esta pregunta hace tres años cuando trabajaba pues quizás te hubiese dicho prosperar laboralmente. Pero ahora desde la calle no tienes nada. Espero publicar nuevas ediciones de mi libro en los próximos años.

_DSC5476

  • ¿Cuál es tu libro favorito?

La desobediencia civil de Henry David Thoreau. El reflejo de la esclavitud en Massachusetts en Estados Unidos me impactó mucho. Creo que la desobediencia es lo único que nos queda con la situación en la que nos encontramos. El libro, si no me equivoco, es del siglo diecinueve pero es más actual que nunca.

  • Has trabajado como docente en el pasado. ¿Cómo ves el sistema educativo español?

Yo cuando entré como docente en el sistema educativo recuerdo perfectamente el primer día, me chocó bastante la forma de controlar la desobediencia. Yo trabajaba en un instituto de un barrio marginal de Sevilla y la única forma de controlar era el castigo y las expulsiones. Me chocó hasta un punto que propuse un proyecto de mediación. Tenemos que reconducir a estas personas. Tenemos que dialogar para ver cuál es el problema. Me parecen absurdas las expulsiones. Vi  unas escuelas que mataban la creatividad y la espontaneidad de los alumnos. Vi cómo se discriminaba y se segregaba por etnias dentro de la escuela pública. Ahora que estoy en Cataluña con el conflicto catalán he querido profundizar en los libros de textos y hacer una comparación con los de Andalucía. He investigado los libros de texto de Historia, Lengua, Geografía para ver que estudian ya que en Cataluña los chavales tienen más interés por los conflictos globales que los chavales en Andalucía. Yo he trabajado en la elaboración de libros de texto en Andalucía y he visto la manipulación. Por ejemplo te podía hablar de la persecución del pueblo gitano. Yo tenía muchos chicos gitanos en mi clase y se ignoraba la persecución de los Reyes Católicos hasta Carlos III y durante la dictadura franquista. También se hablaba poquísimo de la Segunda República. No se hablaba del dictador Franco sino del Caudillo Franco. Sin embargo aquí en Cataluña si profundizan en estos temas. Entonces los jóvenes aquí son más difíciles de manipular porque conocen realmente la historia. Confío en que en el País Vasco también se profundiza en estos temas aunque personalmente todavía no he estado allí. La educación en este país es competencia de las comunidades autónomas.  En Andalucía está en manos del PSOE desde la caída del franquismo. Sin embargo en Cataluña donde ha gobernado CIU muchos años, que son de derecha, no se ha intentado manipular la historia. En Cataluña, a pesar de la presión del gobierno central de España han conseguido introducir temarios imparciales.

  • ¿Crees que las redes sociales son un buen medio para difundir tu mensaje? 

Yo cuando trabajaba hace unos años no usaba las redes sociales de forma regular. Sin embargo ahora se han convertido en una herramienta imprescindible para difundir mensajes. Pero creo que hay un problema, las redes sociales son una buena herramienta para visibilizar algo pero el siguiente paso debe ser actuar en la vida real. Y ese segundo paso no se da. Por ejemplo las redes sociales son un buen medio para que la gente se entere de que hay 50.000 sin techos. Y creo que todo el mundo en España ya es consciente de esto. Pero el segundo paso debe ser actuar y pedir una respuesta al gobierno. Las redes sociales nos pueden ayudar a conectar y a unir pero tenemos que llegar a la acción. Creo que un buen ejemplo fue el Movimiento 15-M. Esto sucedió cuando comenzaron a aparecer todas las redes sociales y creo que la gente si captó aquí el mensaje. Las redes sociales consiguieron un movimiento ciudadano para ocupar plazas en toda España.

Cl6D5QBWAAAJ1Re

  • ¿Cuáles son, en tu opinión, los mayores problemas a los que se va a tener que afrontar el mundo en las próximas décadas?

Yo creo que uno de los problemas fundamentales es la ética y la falta de valores. Con este sistema es muy difícil construir seres íntegros con valores y principios. Y yo veo esto como un problema que nos diluye y nos condena a un precipicio. Y bueno, a raíz de esto vienen más problemas; el problema económico, la crisis medioambiental etc. Pero yo lo que veo principalmente es la falta de ética y de valores.

  • ¿Está la sociedad realmente concienciada sobre las personas que viven la calle?

Yo cuando empecé a ser activista pensaba que la sociedad realmente no sabía lo que estaba pasando pero cada vez estoy más convencido de que mucha gente conoce la situación de las personas que viven en la calle. La sociedad está viendo a personas pidiendo y a personas buscando en la basura. Tras mi tiempo como activista me ha empezado a preocupar más él que ignora la realidad de los sintechos que las propias personas que están en la calle. He hablado con muchos viandantes para saber su opinión y suelen culpar al gobierno para no sentirse ellos responsables y así seguir ignorando una realidad muy visible. La sociedad no actúa. Imagínate que en una ciudad hay 10 sintechos pero de repente 500 personas protestan en el ayuntamiento. Conseguiríamos mucho. Yo estoy cansado de que nadie actúe. O solo actúen cuando hay un caso extremo como cuando le pegaron una paliza a esa señora mayor en Madrid. Pero entonces ya es demasiado tarde. Esa señora ya ha sufrido una agresión. ¡Tenemos que ver sangre para poder actuar! Antes de la crisis los sintechos eran un colectivo más reducido y sobre todo de personas con adicciones, pero tras la crisis hay muchísimas más personas en situación de exclusión y por una mayor diversidad de causas.

  • ¿Puede cualquiera acabar viviendo en la calle?

Yo me he encontrado en la calle a profesores, empresarios, etc. De todo. He conocido a una empresaria  que lleva más de cinco años viviendo en la calle. ¡Había sido una empresaria de éxito! Su padre falleció y tuvo una ruptura emocional. También coincidió con la crisis. Se juntaron muchos factores y acabó viviendo en la calle. Ahora está muy perdida y veo difícil que pueda escapar de esta situación. Por eso insisto mucho en que los servicios sociales deben actuar antes de que sea demasiado tarde. Si hubiese existido un apoyo, esta mujer podría haber salido de la calle. Yo ahora la veo acostumbrada a la mendicidad. Lo ve como un empleo y se conforma. Pero tiene que alimentar a dos niños pequeños. Muchos sintechos empiezan a ver la pobreza como algo normal. Y nosotros como sociedad contribuimos a esto. Esta mujer dentro de cinco años te la encontrarás completamente perdida mentalmente, envejecida y deteriorada. Yo siempre digo que esto es un genocidio invisible. El final del trayecto de estas personas es la muerte. No hay otro desenlace. Y ellos lo saben porque han visto a otros morir en la calle.

13

  • ¿Cuáles son los mayores peligros que conlleva pernoctar a la intemperie?

Estar expuesto a todo tipo de maltratos, vejaciones y agresiones. Yo le pongo mucha importancia a esto porque muchas veces agreden a personas sin hogar pero no saben a dónde acudir y es muy importante denunciar estas situaciones. Existe el odio al pobre. Creo que se le denomina Aporofobia y es muy real. He visto a personas quemadas en cajeros, he visto a gente mayor con ojos hinchados y con caras destrozadas.  Y los agresores casi siempre quedan impunes.

  • ¿Crees que hay personas para las que no se puede hacer nada para sacar de la calle?

A mí no me gusta decir esto porque siempre se puede hacer algo. Yo creo que todo es posible y todos se merecen una vida digna y tienen sus derechos básicos. Por ejemplo pongo el caso de Carlos, un sintecho de Sevilla alcohólico y drogadicto. Llegó a agredirme y aun así seguí intentando ayudarle.

  • ¿Qué ciudad española está más comprometida con las personas sin hogar?

Pues no sé que decirte. Muchas personas sin hogar me han hablado muy bien de la ciudad de Vitoria en el País Vasco, pero yo todavía no he estado ahí. Me han comentado que los albergues están muy bien, con habitaciones individuales. Yo de las ciudades españolas que he visitado diría que Barcelona. Aunque Zaragoza también es de las mejores. Pero en todas las urbes hay ciudadanos muy comprometidos que intentan mejora la vida de los sintechos. Sin embargo, a nivel institucional todas la ciudades repiten los mismos errores. Todos los ayuntamientos han privatizado los servicios sociales. Yo creo que es muy importante que los servicios sociales vuelvan a ser públicos. Porque la empresa privada siempre va a buscar ganar dinero. El día que los servicios sociales dejen de ser privados van a mejorar muchas cosas.

_MG_0063

  • ¿Debería el estado español asumir el coste de los sintechos extranjeros?

A mí no me gusta hablar de extranjeros en un mundo tan globalizado. Me parece absurdo. El dinero está por todos lados y sí se permite que pueda circular. ¿Entonces por qué no las personas? Una ser humano no debería tener menos derechos por ser de un lugar diferente. Para mí todas las personas que viven en la calle merecen el mismo trato de respeto y de igualdad por parte de los gobiernos.

  • ¿Qué posibles soluciones ves al problema de los sintechos?

Que los servicios sociales vuelvan a las manos públicas. Creemos que la caridad es la solución pero tendríamos que preguntarle a los sintechos si ellos realmente creen que esta es la solución. Nadie les pregunta lo que quieren. Es un desprecio total. Damos por hecho que simplemente quieren un bocadillo. Deberíamos hacer el esfuerzo de hablar con ellos ya que muchas veces buscan poder conversar con alguien. Quieren expresarse y poder desprender esa rabia emocional.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s